Mensajeria instantanea

¿Cómo detener una compra impulsiva?

¿Alguna vez has hecho una compra que no tenías la intención de hacer? Tal vez viste algo hermoso y pensaste: ¡Lo necesito! Bueno, no estás solo. De hecho, una investigación muestra que en 2020 gastamos un 18% más en una compra impulsiva o no planificada a medida que avanzaba la pandemia.

Obviamente, desembolsar cierta cantidad de dinero en gastos no planificados al mes no es una buena idea para tu presupuesto. Por eso he recopilado esta lista de consejos para que aprendas a dejar de comprar por impulso.

compras-daniel-ortiz.jpg

¿Qué es una compra impulsiva?

En resumen, es cualquier cosa que hayas comprado que no tenías la intención de comprar. 

Por ejemplo, la principal compra impulsiva en 2020 fueron los artículos de limpieza, naturalmente, esto fue por desinfectante para manos, papel higiénico y jabón para manos.

Hay muchas razones por las que podrías hacer una compra impulsiva. Algunas personas tienen una adicción a las compras que utilizan para hacer frente a los sentimientos negativos.

Otros pueden temer perderse una gran venta o promoción. Pero de cualquier manera, cuando compras sin planearlo, estás poniendo en riesgo tu salud financiera.

compra-impulsiva-daniel-ortiz.jpg

¿Por qué es tan malo gastar por impulso?

Cuando realizas una compra impulsiva, puedes dañar tus ahorros y tu perspectiva financiera. Primero, si usas una tarjeta de crédito para pagar la factura, eso puede hacer que tu estado de cuenta sea más difícil de pagar al final del mes.

Claro, puedes optar por pagar solo el saldo mínimo, pero luego se te cobrarán cargos por intereses. Si no tienes cuidado, podrías endeudarte como una bola de nieve.

Peor aún, si no realizas el pago de la tarjeta de crédito, se te aplicarán cargos y posiblemente incluso una tasa de interés de penalización. Y eso es sólo daño a corto plazo. A largo plazo, dañará tu puntaje de crédito, lo que puede limitar tus futuras oportunidades de préstamo.

Por eso estoy aquí para ayudarte a evitar gastos impulsivos a toda costa.

compra-impulsiva-daniel-ortiz.jpg

¿Cómo dejar de hacer una compra impulsiva?

Aquí hay algunos consejos clave para ayudarte a dejar de comprar impulsivamente cuando sientas la urgencia.

evita-la-tentacion-daniel-ortiz.png

1. Evita la tentación

¿La mejor manera de detener una compra impulsiva? ¡Evita los lugares que venden cosas que quieres comprar! ¡Especialmente aquellos con opciones de «compre ahora, pague después»! Esto podría significar evitar el centro comercial o bloquear sus sitios web de compras favoritos.

Cuando estás constantemente rodeado de objetos nuevos y brillantes, seguramente te sentirás atraído por ellos. No te arriesgues a la tentación y así sabrás que solo estarás comprando lo que realmente necesitas.

detente-y-considera-daniel-ortiz.png

2. Detente y considera

Antes de realizar cualquier compra, pregúntate: ¿realmente necesitas este artículo? Muchas personas realizan una compra impulsiva porque tienen miedo de perderse una venta o un buen negocio.

¿Mi opinión? Detente y espera un día para ver si todavía lo quieres. Si todavía no puedes vivir sin él, mira si puedes mover tu presupuesto un poco para que la compra funcione.

crea-un-presupuesto-daniel-ortiz.png

3. Crea y apégate a un presupuesto

El presupuesto debe ser uno de tus principales objetivos. Hay una serie de métodos de presupuestación para probar. Independientemente del plan que elijas, es probable que separes tu dinero en un fondo de emergencia, un fondo de deuda, un fondo de necesidades esenciales y un fondo de objetivos de vida.

Luego, si te sobra suficiente, puedes crear una categoría para gastos personales. De esa manera, puedes limitar tu compra impulsiva a la cantidad que asignes a esta categoría.

motivos-de-compra-daniel-ortiz.png

4. Piensa en tus motivaciones para hacer una compra impulsiva

Para algunas personas, gastar por impulso se trata de verse bien a los ojos de los demás. Es posible que te preocupe cómo te perciben los demás. A veces, tener cosas nuevas puede elevar tu imagen.

Para otros, una compra impulsiva puede provenir de ser demasiado emocional. Es posible que te resulte difícil controlar tus sentimientos o que tengas ansiedad por ciertos problemas. Una compra impulsiva puede ser una forma de tratar de sentirte mejor.

Si alguno de estos es tu caso, es posible que desees trabajar en la raíz de tu problema en lugar de solucionarlo con una nueva compra. Respira hondo y piensa en tus motivaciones antes de sacar tu tarjeta de crédito.

limitate-daniel-ortiz.png

5. Limita su efectivo y crédito

Si va a salir, solo lleva efectivo contigo para que no puedas acumular deudas de tarjetas de crédito de manera impulsiva. Los usuarios de tarjetas de crédito gastan hasta un 83 % más que los usuarios de efectivo en una compra determinada.

O si las compras en línea son tu problema, es posible que desees congelar tus tarjetas de crédito. Puedes hacerlo comunicándote directamente con el emisor de tu tarjeta de crédito.

no-redes-sociales-daniel-ortiz.png

6. Manténte alejado de las redes sociales

En estos días, las redes sociales tienen más que ver con la colocación de productos y la influencia que con la conexión con amigos. Incluso si sólo lo estás utilizando para ver cómo les está yendo a tus seres queridos, estarás expuesto a toneladas de anuncios en el camino.

Y esos anuncios son efectivos. Una investigación muestra que el 55% de los consumidores han comprado un producto a través de un canal de redes sociales . Para evitar convertirte en parte de las estadísticas, tu mejor opción es evitar las redes sociales por completo (o usar un bloqueador de anuncios).

recuerda-tus-metas-daniel-ortiz.png

7. Recuerda tus metas

Lo más probable es que tengas muchas metas financieras. Tal vez eso sea jubilarse temprano o ahorrar para unas grandes vacaciones. No podrás alcanzar estas metas si no gastas de acuerdo con el plan.

Claro, gastar un poco más aquí o allá puede no parecer un gran problema. Pero cada compra impulsiva que haces te quita todo tu arduo trabajo, además te tomará mucho más tiempo salir de la deuda o crear tu fondo de emergencia. ¿Estás dispuesto a sacrificar estos objetivos por unos momentos de felicidad de compras?

Pon fin de forma permanente a la compra impulsiva

Darte un capricho de vez en cuando es divertido, pero solo cuando te ajustas a tu presupuesto. El gasto impulsivo regular no es un buen hábito financiero.

Con suerte, ahora estás armado con los consejos que necesitas para saber cómo dejar de comprar por impulso y evitar tu próxima compra por impulso. 

compra-impulsiva-daniel-ortiz.jpg

¿Te gustaría conocer más consejos para ayudarte a aprender cómo dejar de gastar dinero y emprender el camino hacia la libertad financiera? Te invito a seguirme a través de mi canal de Youtube.

Comparte este artículo si la información te ha sido útil, de esta forma ayudarías a que más personas estén enteradas de estos consejos para controlar la compra impulsiva.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp

¿Tienes alguna pregunta?

No dudes en contactarme

paz-financiera-home-daniel-ortiz

Autor

Daniel Ortiz

Soy un emprendedor y entusiasta de la tecnología financiera. Mi objetivo es ayudar a las personas a fortalecer su educación financiera para que logren tomar mejores decisiones.

Categorías

¿Tienes alguna pregunta?

No dudes en contactarme

¿Quieres tener más control sobre tus finanzas y frenar las compras impulsivas?

Te invito a leer mi artículo “La importancia de tener un presupuesto personal”, donde te brindo consejos de esta gran herramienta que puede ayudarte a mejorar tus finanzas.