Mensajeria instantanea

¿Por qué nos ven como un barco familiar?

5/5

Siempre estamos disponibles para los demás y, aunque les soltemos un sermón cada vez que acuden a nosotros, nos terminan convenciendo y nosotros les acabamos prestando, esto no es sorprendente para nosotros, ya que la mayoría de veces nos buscan para ayuda financiera.

La situación anterior nos hace pensar y llegar a la siguiente pregunta ¿por qué terminamos prestando nuestro dinero cuando en realidad no queremos? La mayoría de veces que terminamos cediendo, y esto puede deberse a que no tenemos claros nuestros objetivos y metas. Eso nos lleva a perder el enfoque, acabamos accediendo, prestando el dinero y en algunas veces perdiéndolo por completo. Tener un presupuesto o un límite de préstamo te ayudará a no prestar de más. 

Considera que también hay de préstamos a préstamos. Debes aprender a reconocer a quien tiene vergüenza y a quien esté en apuros. Esto te servirá a identificar quien de los 2 puede hacer todo por pagarnos, así tenga que  empeñar el reloj o algún otro objeto material;y quien siempre sale con una excusa o motivo por la que no puede pagarnos el dinero que le hemos prestado. Escucha a tu intuición y tu experiencia, así evitarás perder tu dinero, siempre piensa dos veces antes de poner tu confianza en alguien.

La Dinámica familiar

Es normal que cuando hay sesiones de asesorías o sesiones de coaching financiero que, cuando las personas tienen confianza o entran en confianza surja un tema que genera muchísimo estrés para quienes están ayudando a sus familiares continuamente.

 Te presentamos algunos de los ejemplos de los argumentos a los que ellos se enfrentan. Seguro que alguno de ellos te suena familiar.

  •  “Pero si a ti te va muy bien” –  o: tú tienes un buen puesto, tienes un ingreso fijo, a tu marido le va bien.
  •  “Si tú no tienes hijos”o: tú eres soltero(a), ya no pagas colegiaturas, ya acabaste de pagar tu casa, no tienes grandes gastos. 
  • “Ni modo que… venda mi coche” – o: cambie a los niños de escuela, no aprovechemos la oportunidad, no tengamos la fiesta.
  • “Hoy por mí, mañana por ti”pero nunca llega el turno de quien ayuda continuamente
familiar-estabilidad-financiera

¿Cómo puedo dejar de ser el cajero automático de mi familia?

Si quieres ponerle fin a este ciclo sin sentirnos mal por no poder ayudarnos, como primer paso debemos reconocer las emociones. Si la situación te enoja, incomoda, frustra, o entristece, tomate el tiempo para asimilar la situación, no está mal sentirse así unos días. No se trata de ser la víctima, más bien se trata de tener claro cómo nos sentimos. 

Si bien, quieres asimilarlo con más detalle, el plantear diferentes escenarios te serán de gran ayuda para imaginar lo que puede pasar.  

Escenario numero 1: 

Regalo. No le prestes dinero ni brindes la confianza a quien sabes que no te pagara. Es mejor que tu establezcas una cantidad que no salga de tu presupuesto. Puedes hacerle saber a esa persona que la ayuda que le estas brindando es un regalo y no un préstamo, asi tu asumirás que es dinero perdido siempre que brindes el apoyo.

Escenario numero 2:

El Prestamo, Si realizas un préstamo, es importante que se hable con seriedad, puede llegar a ser un poco incomodo tomar tantas medidas de seguridad en cuanto a tu dinero, pero nunca esta de mas. Documentar las condiciones del préstamo es necesario, no importa si es  en un servilleta, en una hoja cualquiera, un pagare o documento formal. Registra el monto, fechas, y forma de pago, aclara dudas para evitar algún malentendido.  Si se llegan los días de pago y no se ha cumplido correctamente deberás hablar con el deudor, si es necesario renegocia la deuda y si no se llega a una solución tendrás que asumir tu perdida y no volver a prestar tu dinero y confianza a esa persona.

Escenario 3:

Aprende a decir que no. Si tu presupuesto no alcanza para realizar un préstamo o simplemente no quieres perder tu dinero y decides no accedes, puedes ocupar alguna alternativa. Solo di que NO, porque generalmente ya no quieresprestar dinero a nadie. No estás obligado a dar más explicaciones sino quieres.

redes-de-mercadeo-inteligentes
familiar-economía

Escenario numero 4: 

Cambia de dia. Podras ganar un poco de tiempo al decir que tienes que pensarlo y que tu te pondrás en contacto después. Asi tendras la oportunidad de tomar tu distancia, tomar el valor y comunicarle a la persona que ya lo pensaste bien y que tu respuesta es no, por motivos personales, falta de dinero, alguna inversión o gasto que tengas que realizar.

Escenario numero 5: 

Pon condiciones. Di que no prestaras dinero, sino se cumplen tus condiciones. Puede ser un arma de dos filos, el familiar puede cumplir todo y sería lo mejor, pero puede que te quede mal y hasta resulten peleados.

Busca otra alternativa. Puedes decirle que no le prestaras, pero que si te ayuda con tareas pendientes que tienes, como trabajo de casa, jardinería, o algo similar, puedes pagarle por realizar esas actividades.

Si no estás listo emocionalmente para poner límites, y otra vez vuelves a ser el banco de tus familiares, ya no tires un sermón, simplemente lleva cuentas detalladas de estos desembolsos. Esta información es muy reveladora y te permitirá darte cuenta del impacto que estos “préstamos” tienen en tu flujo de dinero y en tu bienestar, más allá de una emoción momentánea. Con el tiempo estarás listo para detener la espiral del préstamo.

Libre de culpa

Considera que probablemente seguirán las discusiones sobre dinero, pero a pesar de esto, decir que NO a veces ayuda más. Si cedemos, podremos estar debilitando a esta persona en vez de ayudarla. A la larga estos patrones no son saludables en adultos normales y funcionales. A veces las personas se acostumbran a ese dinero extra… es como una droga económica.

No va a ser fácil. Si has acostumbrado a tu familia a que siempre los rescatas, no les va a gustar una negativa de tu parte. Te van a cuestionar y te sentirás fatal en algún momento. Pero finalmente habrás quitado una mentira de tu vida y serás más libre.

Sé claro y valiente. Dejemos atrás la culpa de no ayudar financieramente a alguien. Las expectativas de cómo debemos portarnos en estos casos, son solo eso: expectativas.

inversión-familiar-libre-culpa
ahorro-familiar

Préstamos familiares

Hemos sido educados a ser amables y cuidar nuestros lazos familiares. En ocasiones, se asume que apoyemos a la familia cuando alguno de ellos tenga problemas financieros. Pero algunas veces estos casos, ocurren muchas cosas más detrás de un simple intercambio de dinero.

Puede que te encuentres en 2 situaciones diferentes:

La primera:

La persona que se tiene que tragar el orgullo y se expone a que la familia se sienta con derecho a darle consejos y opiniones  que nadie le ha pedido.

La segunda:

El familiar que presta el dinero, puede que pierda el dinero que ha prestado. Algunas veces al tratarse de un familiar, se asume que quien da un préstamo sea flexible y comprensivo y hay dificultades para cumplir con el plazo de pago del préstamo.  Y en ocasiones el familiar que prestó el dinero, queda molesto.

Comparte este contenido en tus redes sociales.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
paz-financiera-home-daniel-ortiz

Autor

Daniel Ortiz

Soy un emprendedor y entusiasta de la tecnología financiera. Mi objetivo es ayudar a las personas a fortalecer su educación financiera para que logren tomar mejores decisiones.

¿Tienes alguna pregunta?

No dudes en contactarme

Asesor Financiero Daniel Ortiz estará encantado de responder tus dudas.

Solo ten este artículo en mente y estarás bien, si necesitas asesoramiento no dudes en contactarnos.