Mensajeria instantanea

¿Préstamos garantizados vs. no garantizados? Lo que debes saber

¿Alguna vez te preguntaste cuáles son las diferencias clave entre los préstamos garantizados y los no garantizados? Comprender la diferencia entre estas deudas puede permitirte tomar decisiones financieras inteligentes si necesitas aprovechar un préstamo.

Los préstamos son una forma de deuda, y las personas toman préstamos por una variedad de razones. Por ejemplo, pueden obtener un préstamo para comprar una casa o un automóvil. También pueden solicitar préstamos estudiantiles para su educación. Tampoco es raro que las personas que se enfrentan a problemas de salud obtengan préstamos médicos.

Sin embargo, no todas las deudas de préstamos son iguales y, sin atención, pueden volverse realmente costosas y afectar seriamente tus finanzas. Entonces, ¿qué diferencia a los préstamos garantizados y no garantizados y cómo afectan tus finanzas?

Entremos en los detalles clave para que puedas comprender las diferencias que existen entre ellos. 

¿Qué es un préstamo garantizado?

Este tipo de préstamo se encuentra respaldado por algo de valor que posees (es decir, una garantía). Hay muchos tipos de activos que se pueden usar como garantía, como tu casa o coche.

Dicha garantía, le brinda a quién te ha otorgado el préstamo la confianza de que el dinero que te ha prestado será devuelto. Y en caso de incumplimiento de contrato, es decir, impago el prestamista podrá tomar posesión de la garantía. 

Ejemplos de préstamos garantizados

Aquí te dejo ejemplos de esta clasificación de préstamos para que puedas apreciar mucho mejor la diferencia entre estos dos tipos de préstamos:

Préstamos hipotecarios

Las hipotecas están vinculadas a un activo, por ejemplo, un inmueble residencial o comercial. Por lo general, solicita una hipoteca sobre una propiedad con pagos mensuales predeterminados.

Si no cumples con los pagos, el prestamista te enviará avisos de vencimiento. Si esto continúa durante un período de tiempo prolongado, es posible que comiencen los procedimientos de ejecución hipotecaria para recuperar el activo.

prestamo-hipotecario-daniel-ortiz
prestamos-para-autos-daniel-ortiz

Préstamos para automóviles

Recuerda que en realidad no eres dueño del activo (tu coche) hasta que no pagues la totalidad de la deuda. Por lo tanto, si no haces los pagos, tu prestamista te embargará el vehículo.

En consecuencia, el coche es el activo contra el que estás pidiendo un préstamo, y si no pagas, puedes perderlo. Por eso es fundamental que adquieras un vehículo que puedas pagar y que consigas un tipo de interés más barato para poder ahorrar dinero.

Tarjetas de crédito garantizadas

Una tarjeta de crédito garantizada es un tipo de tarjeta que requiere un depósito de seguridad. 

El emisor de la tarjeta de crédito retiene tu depósito en caso de que no cumplas con los pagos. Puedes usar una tarjeta de crédito asegurada si necesitas mejorar tu puntaje e historial crediticio. Si no pagas el préstamo, entonces usan el depósito para pagar la deuda.

tarjeta-de-credito-garantizada-daniel-ortiz

¿Qué es un préstamo no garantizado?

Por otro lado, un préstamo sin garantía es un tipo de deuda que no está vinculada a ningún activo. Como resultado, estos tipos de préstamos son más arriesgados para los prestamistas y suelen tener tipos de interés más altos. 

Aunque no pueden embargar un activo, sí puede tener un impacto negativo en tus finanzas si no cumples con tus pagos.

Ejemplos de préstamos sin garantía

A continuación se presentan algunos ejemplos comunes de este tipo de préstamo:

Préstamos personales

Puedes usar préstamos personales para consolidar deudas de tarjetas de crédito, deudas de préstamos estudiantiles y facturas médicas.

A veces, las personas los usan para iniciar un negocio o cosas como reparaciones de automóviles, etc. Sin embargo, generalmente tienen una tasa de interés más alta que un préstamo garantizado.

prestamo-personal-daniel-ortiz
prestamos-garantizados-daniel-ortiz-1

Tarjetas de crédito

Una tarjeta de crédito sin garantía no requiere un depósito de seguridad. La línea de crédito se basa en el puntaje de crédito, historial e ingresos.

Aunque hay promociones con 0% de interés, es esencial pagarlas todos los meses porque una vez que finaliza la promoción, la tasa puede dispararse a una cantidad que no se puede pagar.

Préstamos para estudiantes

Sea cual sea el tipo de préstamo estudiantil, puede resultar costoso. 

Además, los prestamistas pueden sacar provecho de los intereses, lo que puede crear un ciclo de deuda del que es difícil salir. Por lo tanto, antes de solicitar un préstamo estudiantil, intenta buscar alternativas para financiar tu educación o la de tus hijos y de esta forma reducir los costes.

Ahora que ya conoces la diferencia entre los préstamos garantizados y los no garantizados, vamos a analizar cómo afectan a tu crédito.

 

prestamos-para-estudiantes-daniel-ortiz

Préstamos garantizados y no garantizados: Informes de crédito

Al comparar las deudas garantizadas con las no garantizadas, ten en cuenta que ambas pueden tener un gran impacto en tus finanzas. El impago de cualquier deuda puede dar lugar a cargos por retraso, sanciones y observaciones negativas en tu crédito.

Si no pagas un préstamo garantizado, perderás el activo que dejaste como garantía. Mientras que, un préstamo no garantizado  no pagado irá a la oficina de cobros. 

Todas estas acciones pueden perjudicar tu puntuación de crédito, lo que dificulta la obtención de buenas condiciones de préstamo en el futuro. También puede afectar a tu capacidad para obtener un préstamo o cualquier forma de crédito. 

Uso de préstamos garantizados y no garantizados

Cuando se trata de utilizar préstamos garantizados o sin garantía, hay que asegurarse de ser intencional. Es importante saber las consecuencias de cada tipo de préstamo en términos de la garantía requerida e intereses cobrados. Para ello, busca los mejores tipos de préstamo y ofertas.

También debes asegurarte de que no estás pidiendo prestado más de lo que realmente necesitas o puedes permitirte. No es mala idea ver cuánto puedes ahorrar por tu cuenta antes de considerar el apalancamiento de la deuda. Lo último que quieres es que te embarguen o quiten tu propiedad porque no pudiste pagar un préstamo garantizado.

Al fin y al cabo, las deudas tienen un coste, y ese coste es en forma de intereses. Por eso es relevante ser prudente a la hora de apalancarse en una deuda.

Ten en cuenta que puedes ahorrar para esas grandes compras en lugar de pedir un préstamo. Haz que el ahorro sea divertido e inscríbete a mí “Plan de transformación financiera”. Incluye un plan de 3 pasos: 

pagar-deudas-daniel-ortiz

1. Paga deudas

ahorrar dinero-daniel-ortiz

2. Ahorra

invertir-daniel-ortiz

3. Invierte

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp

¿Tienes alguna pregunta?

No dudes en contactarme

paz-financiera-home-daniel-ortiz

Autor

Daniel Ortiz

Soy un emprendedor y entusiasta de la tecnología financiera. Mi objetivo es ayudar a las personas a fortalecer su educación financiera para que logren tomar mejores decisiones.

Categorías

¿Tienes alguna pregunta?

No dudes en contactarme

Asegúrate de suscribirte a mi canal de YouTube para obtener más consejos sobre el ahorro, el presupuesto y mucho más.